Manejando el futuro de la industria automotriz con tendencias como el “Plasma”

Automotriz Plasma

La industria automotriz es uno de los pilares en la economía mexicana, ejemplo de ello es que en 2018 la exportación de automóviles ligeros tuvo un incremento de 7,5% y representa el 13,6% del total de vehículos vendidos en Estados Unidos, de acuerdo con la Asociación mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Esta industria siempre está a la vanguardia en busca de innovaciones en los procesos de manufactura de sus productos, y hace poco se inició la incorporación de tecnologías como el plasma que trae grandes ventajas. Este material representa una gran alternativa, pues es sustentable y de bajo costo en su producción, dando paso a la construcción de partes automotrices de vanguardia.

De acuerdo con el CONACYT, la tecnología del plasma es desarrollada y aplicada por un grupo de científicos liderados por Guadalupe Neira Vázquez del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), y es considerada como el cuarto estado de la materia de acuerdo con Ernesto Hernández, responsable técnico del Laboratorio Nacional en Innovación y Desarrollo de Materiales Ligeros para la Industria Automotriz (Laniauto).

El Departamento de Materiales Avanzados del CIQA, menciona que plasma es materia ionizada a la que se le aplican gases, provocando que los iones golpeen la superficie y se injerten en grupos funcionales que promueven la adherencia de los materiales.

Este se puede encontrar de forma natural en al menos el 99% de la materia del Universo de acuerdo con algunos científicos, por ejemplo; el Sol, los rayos de tormentas eléctricas, auroras polares, entre otros.  Además, puede ser creada dentro del laboratorio con el uso de descargas eléctricas controladas, ya sea de fuentes electrónicas de alto voltaje o reactores.

El plasma se encuentra en auge, pues su utilización permite la mejora de la adhesión de distintos materiales y mantiene sus propiedades por mismo tiempo, por lo que brinda productos con mejores propiedades mecánicas, conductividad térmica o eléctrica. Puede ser utilizada en carrocería, gabinetes de partes eléctricas, blindaje, interiores e incluso faros, gomas y empaques, teniendo una elaboración más rápida y evitando procesos químicos complejos.

Referencias:
CONACYT, 2018

Show Buttons
Hide Buttons