10 Cosas que debes saber sobre el CFDI 3.3

Este 2017 nos trae una nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet, también conocida como Factura 3.3, lo cual representa la inminente actualización o revisión de software de administración empresarial, pues no todos los módulos están preparados para este cambio.

Tomando esto en cuenta, queremos compartir contigo las 10 cosas que debes saber de este nuevo formato de facturación:

  1. Esta nueva versión será obligatoria a partir del 1 de enero de 2018
  2. Aumentará la validación de información que contiene el CFDI, como RFC, cálculos aritméticos, entre otros
  3. Para facilitar la validación se estableció un catálogo para cada dato importante. Por ejemplo, de servicio/producto que ampara el CDFI, de unidad de medida, uso que el receptor le dará al CFDI, etc.
  4. La leyenda de “Pago en una sola exhibición” se utiliza únicamente cuando se recibe el pago al momento de emitir el CFDI
  5. Se deberá emitir un CFDI tipo “Pago” por cada uno de los pagos recibidos cuando el CFDI se emita antes de recibir el pago del mismo
  6. El domicilio fiscal tanto del emisor como del receptor del CFDI sólo será necesario incluirlo cuando el contribuyente que lo emite tiene sucursales, y deberá señalar el domicilio de la sucursal que está emitiendo el CFDI
  7. Para la cancelación de un CFDI será necesario pedir autorización por medio del Buzón Tributario al receptor del mismo, quien tiene un plazo de hasta tres días para dar su aceptación o negativa. Si dentro de ese plazo no da respuesta, se entenderá que acepta la cancelación
  8. No se podrá cancelar un CFDI cuyo pago ya se recibió total o parcialmente
  9. La forma de pago pedirá información como RFC del banco que ejecuta el pago y del banco que recibe el pago, así como el número de operación. Esto aún es opcional, el SAT informará a partir de cuándo será obligatorio
  10. Con este cambio, la facturación electrónica quedará diferenciada de los recibos de nómina y los comprobantes de pago, serán documentos independientes

 

La intención de estos cambios es lograr un mejor control de los procesos de pago y la validación de los datos de las partes involucradas en determinada transacción. Para los negocios con múltiples sucursales, esto requerirá de sistemas capaces de manejar llevar una contabilidad automatizada en tiempo real y adecuados a la regulación tributaria, con la finalidad de evitar procesos de reclamos o cancelación de comprobantes.

Conclusión

Los procesos de facturación son una parte fundamental de las operaciones de cualquier negocio, y contar con las herramientas que cumplan con las nuevas disposiciones forma la base para una contabilidad clara. Aprovecha estos últimos meses del año para actualizar tus equipos de cómputo y prácticas de cobranza, así como documentarte lo más posible sobre los nuevos catálogos de servicios y temporalidades de pago.

sistemas ya están actualizados para este cambio?
¿Tienes más dudas sobre este nuevo formato?
¡Compártenos tus inquietudes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
%d bloggers like this: