ERP, el sistema para integrar tu negocio

Las operaciones diarias de un negocio, del tamaño que sea, requieren de la supervisión y colaboración de un gran número de áreas de trabajo (inventario, piso de venta, recursos humanos, relaciones con clientes, administración de órdenes, etc.) lo cual se puede volver complicado muy rápidamente si es que no se tiene alguna forma de lograr que todas ellas trabajen de manera sinérgica.

Actualmente existen opciones tecnológicas que ayudan a la administración de áreas aisladas de un negocio como sistemas contables, administradores de recursos humanos o paquetes de facturación y finanzas. Sin embargo, estos sistemas rara vez se comunican entre sí y la información se puede volver confusa y redundante.

Para resolver esa desconexión entre áreas y ofrecer una solución global al problema de la integración de datos de un negocio, hoy en día existen alternativas como los ERP.

¿Qué es un ERP?


El acrónimo de Enterprise Resource Planning describe una iniciativa que comenzó en 1913 a causa de la necesidad de monitorear y confabular de mejor manera todos los sistemas/áreas que componen un negocio, con la finalidad de optimizar sus operaciones; logrando funcionar como un solo esfuerzo coordinado.

Hoy en día y gracias a los avances tecnología e Internet, los ERP’s se han vuelto sistemas integrados que ofrecen claridad en la información, flexibilidad y agilidad en los procesos de una determinada compañía.

Partiendo de una base de datos compartida , estas plataformas se vuelven un repositorio de datos disponibles para todas las personas relevantes de la empresa, de la cual pueden generar reportes y extraer información de utilidad para optimizar transparencia, eficiencia y consistencia a lo largo de toda la operación.

El valor de un ERP para tu negocio

De manera fundamental, un ERP ayuda a los empleados a desempeñar sus labores de manera más eficiente eliminando barreras de comunicación o sinergia entre unidades de trabajo.

  • Ofrece una visión global y en tiempo real de la informació que puede ayudar a la empresa a enfrentar retos de manera proactiva e implementar mejoras
  • Mejora el cumplimiento de obligaciones financieras aplicando estándares de regulación, mitigando riesgos
  • Automatiza operaciones básicas como órdenes de pedido de insumos, seguimiento de pedido a entrega y facturación digital de acuerdo a las regulaciones fiscales
  • Mejora drásticamente el servicio y la relación con clientes al ofrecer una sola plataforma para facturar y monitorear relaciones

 

Conclusión

Sumando estas características, el valor de un ERP para cualquier negocio se vuelve un tanto evidente. Con la implementación de un sistema adecuado a tus necesidades, tus empleados tendrán acceso a información precisa que facilitará la toma de decisiones, al mismo tiempo que elimina procesos redundantes y ayuda a optimizar los costos de la operación total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons
%d bloggers like this: