¿Por qué elegir un ERP sobre un software contable?

La semana pasada publicamos un  . El día de hoy profundizaremos un poco en el tema, hablando del cambio que se han presentado recientemente en la administración de negocios.

Una de las áreas más importantes para cualquier empresa es el control y manejo de las cuentas generadas a partir de las operaciones diarias. Durante mucho tiempo, la mejor respuesta para ello era contratar un software contable que pudiese llevar registro de transacciones como nómina, cuentas recibidas, cuentas por pagar y balances. Ocasionalmente se añadían módulos como facturación, órdenes de venta y órdenes de compra, gastos y pagos electrónicos.

Sin embargo, las crecientes necesidades de los negocios obligaron a la tecnología a adaptarse y resolver la pregunta de cómo mejorar el control sobre todas las áreas que conforman un negocio. La respuesta llegó en la forma de los sistemas de gestión empresarial o ERP.

 

Solución integral

Como lo platicamos la semana pasada, los ERP son sistemas de administración de recursos que permiten el rastreo de los bienes y recursos tangibles e intangibles de un negocio, tales como materiales, humanos y financieros. Es decir, este tipo de plataformas integran las funciones de un software contable a su amplio rango de funcionalidad.

La información referente a temas como horas de trabajo por empleado, ciclo de vida de producto, unidades de desempeño, manejo de sucursales y relaciones con clientes se registran en tiempo real dentro el sistema y está disponible para ser analizadas o revisada en cualquier momento.

Las versiones más actualizadas de este tipo de software incluyen la posibilidad de accesar al sistema desde cualquier dispositivo móvil, facilitando la consulta de datos en cualquier momento y hora.

 

Cambio de paradigma

Ocasionalmente los términos para describir a cada una de estas plataformas se usan como sinónimos, a pesar de hablar de dos cosas distintas. Los softwares contables aún son muy socorridos y su función a veces se confunde con sistemas más integrales. La realidad es que el primero a veces es un precedente a la implementación del segundo, dependiendo de los requerimientos de cada negocio. Si la tendencia hacia los ERP’s continua, la confusión podría volverse el nuevo paradigma.

 

Conclusión

La implementación de un ERP puede o no ser necesaria, dependiendo del tamaño de la operación y la necesidad de integración de información. Sin embargo, las tendencias tecnológicas apuntan a que los sistemas de gestión empresarial tomarán por completo el mercado de administración de negocios por su capacidad de centralizar las actividades de diferentes procesos y convertirlas en algo manejable y adaptable a un gran número de industrias.

¿Tu negocio cuenta con un sistema contable?

¿Has considerado la implementación de un ERP?

¡Permítenos asesorarte! Da clic aquí.

2 thoughts on “¿Por qué elegir un ERP sobre un software contable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons