Inventarios y su importancia en la empresa

Los inventarios son en principio, parte medular de los negocios de comercialización y fabricación de productos, la capacidad de atender la demanda de forma óptima, es una de las prioridades para este mercado, por lo que contar con los productos esenciales en tiempo y forma, deberá ser una obligación para aquellos interesados en alcanzar el éxito de negocios.

En Intelisis te presentamos en distintas entregas, información que te ayudará a conocer la importancia y los métodos de control de inventarios más relevantes.

Pero tener el control de esta área resulta complicado, ya que son cientos o miles de artículos que se tienen en propiedad, por lo que optimizar su correcta gestión puede ser algo sumamente complicado sin las herramientas tecnológicas idóneas.

Los inventarios no son más que el proceso de conocer los activos a comercializar por parte de las empresas, estos parte la noción de conocer los artículos que se poseen, la ubicación, el valor de cada uno y la posibilidad de su desplazamiento vía demanda.

Este proceso no solo sirve para tener un orden de los productos, también permite hacer más rentables los espacios de almacenamiento, evita errores administrativos, reduce costos y mejora los tiempos de respuesta.

Si bien, este tema tiene una repercusión especial en los mercados de comercio, todas las empresas deben mejorar esta área, tanto para conocer materiales de trabajo, refacciones e inclusive las herramientas de uso diario; además de empresas de logística y producción, que encuentran en el uso de espacios de almacenamiento la oportunidad de hacer mas óptimo su negocio.

Inventarios sanos

Para tener un inventario en óptimas condiciones, es necesario atender a la necesidad de revisar de forma periódica una revisión física de los activos, la recomendación es que, dependiendo los cierres de actividades de ejercicio (mensuales, trimestrales, semestrales o anuales), se debe programar el conteo general de estas existencias.

Si bien, los expertos en materia señalan que independientemente de los tiempos de actividades, la recomendación de una frecuencia trimestral es la mejor opción, ya que al mantenerse unas periodicidad establecida y recurrente, los errores se verán considerablemente reducidos, la acción ante imprevistos será más efectiva y la eficiencia en la toma de desiciones estará marcada por la necesidad inmediata.

Otros beneficios es conocer si se cuenta con el stock necesario o si existen faltantes, esto permite solicitar el desplazamiento o adquisición de un producto sobre otros; conocer el estado físico de los mismos, si hay algún producto dañado o por caducar; además de poder tomar decisiones en cuanto a producto rezagado u obsoleto vía remate o liquidación.

*Existencias de naturaleza regular o cíclica: estos son los inventarios necesarios para satisfacer la demanda promedio durante el tiempo entre reaprovisionamientos sucesivos.

*Existencias de seguridad: el inventario que puede crearse como protección contra la variabilidad en la demanda de existencias y el tiempo total de reaprovisionamiento.

*Existencias obsoletas, muertas o perdidas: cuando se mantiene por mucho tiempo, se deteriora, caduca, se pierde o es robado.

Clasificación y distribución.

control_digital_de_inventarios

El primer paso es reconocer y clasificar los artículos de interés, otorgar un código que permita su correcto acomodo y ubicación, estos elementos deberán responder a las necesidades y propiedades de cada activo, es decir, jerarquizar su importancia y determinar su ubicación para hacer más fácil su manipulación.

Para lograr lo anterior se debe hacer una evaluación que depende de factores como: el nivel de demanda, la categoría del producto, el tamaño. sí cómo determinar fase en el ciclo de vida en que se encuentre. Todo esto hace referencia a conocer el valor ubicado a lo largo de la zona de almacenamiento.

Si bien, la clasificación de estos productos se pueden determinar en base a diversas clasificaciones, como pueden ser: según su función, ciclo de vida del producto, valor, entre otros: el más popular y usado es el de clasificación ABC, determinado específicamente por la importancia de cada producto y se basa en que los productos se dividen en estos tres grupos por orden de importancia, que en este caso hace referencia al coste del precio del producto.

Clase A: artículos más valiosos de tu negocio y que, generalmente, representan el 80% del valor total del stock.

Clase B: artículos que tienen una importancia secundaria.

Clase C: tienen una importancia casi irrelevante sobre el valor del stock.

 

Fuente*: https://prezi.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons