Así funciona la tecnología en la nube

¿Cómo funciona la tecnología en la nube?

Tecnología

Vivimos en un una realidad en la cual la tecnología en la nube es elemento clave para facilitarnos la vida. En el ámbito profesional,  el 46% de los encuestados por Statista, ya está generando cargas de trabajo en software de este tipo.

En lo personal, de acuerdo con la misma fuente, habría 3.600 millones de usuarios en la nube. De modo que ya nos vamos haciendo la idea del impacto de este tipo de herramienta.

A continuación, veremos qué tipo de beneficios tiene para las empresas.

Definición de la tecnología en la nube

También conocida como “Cloud Computing” o computación en la nube. Se refiere a servicios informáticos que se prestan a través de un software.

Cada día hay más usuarios en la nube y empresas trabajando en ella. Tanto así que actualmente tiene más de 3.600 millones de usuarios. 

Digamos que se trata de una “biblioteca digital” que, por estar alojada en Internet, reemplaza los servidores locales. Eso se traduce en una infraestructura más flexible para todos los colaboradores de la empresa.

Con tan solo estar conectado desde un dispositivo: desktop, laptop, teléfono, etc, ya puedes acceder a un sinfín de información.

Ahora bien…

¿Cómo funciona la tecnología en la nube?

Conoce el rol de la tecnología en la nube

La infraestructura de estos software está constituida por dos ejecutores clave:

Front End y Back End. El primero es el que permite que el usuario acceda a los datos guardados en la “biblioteca digital” usando un software empresarial

Y el segundo, como su nombre indica, se comprende de todos los materiales  esenciales para que el servicio de computación en la nube se dé. Hablamos de servidores, computadoras, bases de datos y servidores centrales.

Entre el Front End y Back End, la red juega un papel crucial. De ello depende que los servidores centrales realicen sus operaciones siguiendo una serie de instrucciones. Es lo que conocemos en la industria como protocolos.

Los protocolos a su vez, hacen uso de middleware, otro tipo de software desarrollado para guiar un intercambio lógico de información entre aplicaciones. Y así garantizar que  la conectividad sea fluida entre los dispositivos vinculados a la infraestructura.

¿Cuál es la nube ideal para tu empresa? 

Comprendiendo cómo funciona la tecnología en la nube para mejorar tus procesos operativos, es importante conocer cuál es la mejor nube para tu empresa. Detallamos 3 tipos:

Nube privada

Todas las nubes se convierten en privadas cuando se dedican a un solo cliente de forma aislada. Pero la diferencia con este tipo de nube es que ya no se debe construir una infraestructura IT local.

Esto se debe a que las empresas las están creando en centros de datos instalados fuera de la oficina. Por lo tanto, se da pie a dos subtipos de nube privada.

  1. Nubes privadas: son las gestionadas por un proveedor de nube externo para alojar los servidores de manera exclusiva. Es ideal para departamentos IT pequeños con bajo volumen de datos.
  2. Nubes dedicadas: es una nube dentro de otra nube. Es especialmente útil para las empresas de gran tamaño que manejan una gran cantidad de datos. Esto es así porque facilita la gestión de datos para cada departamento. Por ejemplo, finanzas puede tener su propia nube privada dentro del gran centro de datos empresarial. 

Nube pública

Su principal característica es que los recursos compartidos se aprovechan según sea necesario. Esto es así porque se crean a partir de una estructura IT que no pertenece al usuario final.

Pero ¡ojo! No porque sea pública quiere decir que tus datos puedan ser vulnerados. De hecho, los recursos y servicios se gestionan por proveedores diferentes.

Nube híbrida 

Como su nombre lo indica, combina los beneficios de las dos anteriores para mejorar la gestión de los datos. Esto quiere decir, que utiliza los recursos compartidos, mientras que se instala en la infraestructura IT externa, para tratar los protocolos de seguridad críticos.

¿Qué quiere decir eso? 

Que las empresas pueden almacenar información confidencial interna por medio de aplicaciones que se alojan en la nube pública. Para verlo de forma práctica: tu empresa puede generar cálculos con uso intensivo de la red pública, pero guardar los datos más vulnerables en una nube privada.

Beneficios de usar la tecnología en la nube

 Beneficios de la tecnología en la nube

Antes de la tecnología en la nube, las empresas tenían que descargar aplicaciones y servidores locales para poder almacenar los datos. Eso significaba una inversión importante en crear su propia arquitectura IT.

Pero uno de los beneficios que representa un sistema de gestión empresarial en la nube es la posibilidad de reducir los recursos del negocio.

Veámoslo mejor:

Ahorro en gastos de infraestructura y espacio

Si eres de la vieja escuela, sabes que operar centros de datos internos y comprar software y hardware tiene un alto costo operativo.

Pero como los proveedores en la nube se encargan del “trabajo pesado”, las empresas ahorran tiempo y dinero en infraestructura y espacio. 

Entonces, le dices “adiós” al mantenimiento de equipos, reduces drásticamente los costos de capital y el costo total de la propiedad.

Soporte desde cualquier lugar

Esto se puede ver desde distintas perspectivas. Hablemos de cada una:

  1. Desde el punto de vista interno. Todo tu equipo podrá brindarse apoyo mutuamente de manera constante desde cualquier parte, siempre y cuando tenga acceso a un dispositivo y a una red. Es decir, tus datos siempre estarán disponibles.
  2. Desde el punto de vista externo. Tu proveedor de tecnología en la nube te puede garantizar que aunque algunos de tus equipos fallen, tus datos aún estarán seguros.

   Escalabilidad

Sabemos que la demanda de datos de una empresa de 3.000 empleados no es igual a la de una pyme de 50, por ejemplo.

Pero también sabemos que en algún punto, este tipo de empresa puede crecer tanto como para convertirse en una empresa grande. ¿Imaginas tener que invertir en tu propia arquitectura IT a medida que crezcas? 

Un software empresarial en la nube te da la escalabilidad que vas a necesitar cuando el crecimiento de tu empresa lo necesite.

Conectividad de tecnología en la nube

Debido a que los datos están en la nube, tienes la garantía de que todos tus colaboradores puedan acceder a ellos. Incluso, aquellos a los que se les dificulta la movilidad, por ejemplo:

  1. Personal con atascos en su agenda diaria.
  2. Personal que se encuentra lejos de la oficina central.
  3. O simplemente, personal con una modalidad de trabajo híbrido. 

La tecnología en la nube permite trabajar en tiempo real desde cualquier lugar con conexión a internet, mejorando los procesos. 

Conclusión

De acuerdo a Statista, el 48% afirmó que el principal beneficio de la tecnología en la nube era la eficiencia operativa. Y no cuesta mucho darse cuenta del porqué.

Las empresas no solo disminuyen algunos dolores de cabeza relacionados a los costos operativos que amerita una arquitectura IT propia. También impactan positivamente en la producción, seguridad y colaboración.

Conoce más sobre la tecnología en la nube con Intelisis.

Te puede interesar:

Ventajas de un ERP en la Nube

¿Cómo BI Ayuda a las Empresas a Crecer?

Descubre Estrategias para la Implementación Exitosa de un Sistema de Automatización

Califica post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.